La Institución

El Colegio

El 14 de noviembre de 1987 se constituye formalmente el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Córdoba (CIAPC). Ese día se realizó la 1º Asamblea en la que se eligieron las autoridades del Colegio, quedando conformada la Primera Comisión Directiva.
Desde entonces el Colegio es la entidad que nuclea a los profesionales de la Ingeniería Agronómica en nuestra provincia. Su funcionamiento está respaldado por la Ley Provincial Nº 7461/86 de Creación del Colegio que regula y reglamenta el ejercicio profesional.

 

ORGANIZACIÓN INSTITUCIONAL
ÓRGANOS DIRECTIVOS Y DE CONDUCCIÓN DEL CIAPC


La ASAMBLEA GENERAL está integrada por Delegados Regionales elegidos democráticamente en cada Delegación del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Córdoba

El CONSEJO DIRECTIVO se conforma por el Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero, tres Vocales Titulares y cinco Suplentes; todos ellos elegidos por la Asamblea   

El TRIBUNAL DE DISCIPLINA está compuesto por seis miembros Titulares y tres Suplentes designados por la Asamblea entre los Ingenieros Agrónomos con más de 10 años de ejercicio profesional y que no formen parte del Consejo Directivo

MATRICULARSE ES UNA RESPONSABILIDAD SOCIAL

El Estado, al promulgar la Ley 7461 de Creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Córdoba, garantiza la responsabilidad en el ejercicio profesional, resguardando a la comunidad

¿QUÉ SE CONSIDERA "EJERCICIO PROFESIONAL"?

Se considera Ejercicio Profesional a todas aquellas actividades técnicas, científicas o docentes llevadas a cabo en el ámbito público o privado, en forma libre o bajo relación de dependencia, para las cuales se requiere la capacitación que acreditan los títulos otorgados por universidades públicas o privadas reconocidas por el Estado.


POR QUÉ MATRICULARSE

La Ingeniería Agronómica es una actividad que puede ser desarrollada únicamente por quienes hayan adquirido y certificado un grado de formación técnica y científica y es, además, una actividad comprometida con el interés público. Por esto, el ejercicio profesional del Ingeniero Agrónomo está sujeto a un control estatal específico. Allí radica el fundamento legal de nuestro Colegio.

De esto se desprende la importancia de la Matrícula Profesional para los Ingenieros Agrónomos en tanto ésta acredita que la actividad del profesional está sometida al gobierno y control estatal correspondiente, constituyéndose en la constancia de habilitación pública para el ejercicio de la profesión. En definitiva, es la Matrícula la que garantiza que el profesional que dice ser Ingeniero Agrónomo efectivamente lo es y esto lo hace sujeto de deberes y derechos en el desarrollo de su actividad profesional.


ANTECEDENTES DEL COLEGIO

En la década de 1980 un grupo de Agrónomos con el interés de ampliar la participación de los Ingenieros en el ámbito provincial, crean la Federación Cordobesa de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos (FECADIA). Progresivamente se va constituyendo como la entidad representativa de los Ingenieros Agrónomos que ejercían su profesión en la provincia.

La FECADIA nucleaba a las distintas Asociaciones de Ingenieros Agrónomos distribuidas en todo el territorio cordobés, y había sido conformada, por un lado, para que los Ingenieros Agrónomos pudiesen tener un ente representativo de todas las Asociaciones y, por otro, en respuesta a la necesidad de agrupar a todos los profesionales para empezar a tener participación en cuestiones institucionales vinculadas al Estado, sanción de leyes y demás.  En este sentido, fue la FECADIA el ente que aglutinó todo el trabajo realizado para promulgar la Ley de Colegiación, siendo también el ámbito de discusión para la Ley de Agroquímicos y la Ley de Desmonte,  que son inclusive previas a la de Colegiación.  


EL COLEGIO Y FECADIA

La estructura de FECADIA se prolongó en el Colegio; en sus primeras gestiones éste continuó con los mismos nombres y hombres de la Federación.

En el momento en que se creó el Colegio se comenzó a discutir que iba a pasar con las Asociaciones frente a las Delegaciones. Existía una clara intención de que las Asociaciones no desaparecieran porque contaban con una estructura muy sólida, agrupando a los Ingenieros Agrónomos no solamente desde el punto de vista del desarrollo de la profesión y sus implicancias técnicas y científicas,  sino también desde un ámbito donde se promovía la integración social. El desafío era hacer convivir ambas figuras.

Por aquel entonces se entendía que el Colegio debía asumir el poder de policía en el ejercicio matricular y el ejercicio profesional. En tanto, los temas de tipo gremial serían abordados por la FECADIA. Sin embargo, dada la limitación de recursos humanos y materiales, resultó difícil generar espacio para ambas acciones.

Hasta 1988 FECADIA y el CIAPC convivieron. No hubo un acta de disolución de la Federación pero se advirtió la necesidad de apuntar esfuerzos hacia una sola dirección: el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Córdoba.

 

       
Está aquí: Home CIAPC El Colegio