Código de Etica

CAPITULO I

Art. 1º: El ejercicio profesional de la Ingeniería Agronómica en el ámbito de la Provincia de Córdoba queda sujeta, desde el punto de vista ético, a las disposiciones del presente Código y, a las reglas de la ética que resulten de un ejercicio profesional digno.

Art. 2º: Son obligaciones primordiales de los Ingenieros Agrónomos:
1.- Respetar y hacer respetar las disposiciones legales y reglamentarias que incidan en actos de la profesión,
2.- Promover la solidaridad, cohesión, prestigio profesional, desarrollo y progreso de los Ingenieros Agrónomos.

CAPITULO II
REGLAS QUE IMPONE LA ÉTICA


Art. 3º: Sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal o administrativa que pueda resultar de su actuación los Ingenieros Agrónomos deberán observar los siguientes deberes que impone la ética, so pena de la aplicación de las sanciones previstas por la Ley Nº 7461, el presente Código de Ética y el Estatuto del Colegio de Ingenieros Agrónomos:
1.- Ejercer la profesión de manera decorosa.
2.- No ejecutar los actos reñidos con la buena técnica, aún cuando pudiere ser en cumplimiento de órdenes de autoridades, Mandantes o Comitentes.
3.- No ocupar cargos rentados o gratuitos en Instituciones privadas o empresas, simultáneamente con cargos públicos cuya función se halla vinculada con la de aquellas, ya sea directamente o a través de sus componentes.
4.- No tomar parte en concursos u otras formas de requerimiento de servicios profesionales en cuyas bases aparezcan disposiciones o condiciones reñidas con los principios básicos que inspiran este Código o sus disposiciones expresas o tácitas.
5.- No conceder su firma a título oneroso o gratuito, para autorizar planes, pericias, especificadas, dictámenes, memorias, informes o toda otra documentación profesional, que no haya sido estudiada, ejecutada o controlada personalmente por él.
6.- Abstenerse de participar en anuncios, membretes, publicidad o cualquier otro medio análogo conjuntamente con persona que invoque condición de profesional de la agronomía sin serlo.
7.- No recibir o conceder comisiones, participaciones, y otros beneficios, con el objeto de gestionar, obtener o acordar designaciones de índole profesional, o la encomienda de trabajos profesionales. Lo expuesto no impide la participación plural de profesionales percibiendo honorarios en forma proporcional.
8.- No hacer uso de medios de propaganda en los que la jactancia constituya la característica saliente o dominante, o consista en avisos exagerados o que muevan a equívocos. Tales medios, deberán siempre ajustarse a las reglas de la prudencia y el decoro profesional.
9.- No utilizar sin autorización de sus legítimos autores, para su aplicación en trabajos profesionales propios, ideas, planos y demás documentación perteneciente a aquellos.
10.- Abstenerse de emitir juicios agraviantes sobre la actuación profesional de colegas.
11.- Los profesionales se deben entre sí, el trato mesurado y respetuoso que corresponde a la calidad de colegas sin perjuicio de la atención de los intereses de sus comitentes.
12.- Proceder con lealtad respecto de los demás matriculados del colegio, absteniéndose de inducir o predisponer en a su contra a los clientes. En caso de ofrecimiento de reemplazo y previo conocimiento fehaciente de la desvinculación del colega con el comitente, deberá comunicar el hecho al reemplazado y advertir al comitente acerca de su obligación de abonar al colega de los honorarios de los que este sea acreedor. En ningún caso deberá emitir opinión sobre la pertinencia o corrección del monto o condiciones de tales honorarios.
13.- No designar ni influir para que sean designadas en cargos que deben ser desempeñados por profesionales, personas carentes de título habilitante correspondiente.
14.- No aceptar en su propio beneficio, comisiones, descuentos, bonificaciones y demás análogas, ofrecidas por proveedores de insumos, por contratistas y/o por personas directamente interesadas en la ejecución de los trabajos que el profesional proyecte o dirija.
15.- Mantener secreto y reserva respecto de toda circunstancia relacionada con el cliente y con los trabajos que para él efectúe, salvo dispensa legal.
16.- Advertir al cliente errores en que éste pudiere incurrir, relacionados con los trabajos que el profesional proyecte o conduzca.
17.- Dedicar toda aptitud y atender con la mayor diligencia y probidad los asuntos de su cliente.
18.- Los profesionales de la Ingeniería Agronómica que se hallen ligados entre sí por razones de jerarquía ya sea en administraciones y/o establecimientos públicos o privados, se deben mutuamente, independientemente, y sin perjuicio de aquella relación el respeto y el trato impuesto por la condición de colegas con el espíritu que emana del presente código.
19.- Todo profesional debe cuidarse de no cometer o contribuir a que se cometan actos de injusticia en perjuicio de otro profesional, tales como la destitución, reemplazo, disminución de categoría, aplicación de penas disciplinarias, sin causa demostrada y justa.
20.- El profesional superior jerárquico debe cuidarse de proceder en forma que no desprestigie o menoscabe a otros profesionales que ocupan cargos subalternos al suyo. En tanto el subalterno jerárquico, está recíprocamente con respecto al superior, en la misma obligación independientemente y sin perjuicio de las disposiciones reglamentarias que pudieren existir para el caso.
21.- El profesional que se disponga a intervenir en concursos por invitación privada y, considere que sus bases transgredan las normas de la ética, debe consultar al Consejo Directivo, sobre la existencia de la transgresión.
22.- La invitación a dos o más profesionales a preparar en oposición, planos, y elementos complementarios de un mismo proyecto, se considera concurso, a menos que a cada uno de los profesionales, individuales o asociados, se les pague el honorario que  por el arancel corresponde la tarea realizada.
23.- El profesional que haya actuado como asesor en un concurso debe abstenerse de intervenir directamente o indirectamente en las tareas profesionales requeridas por el desarrollo del trabajo que dio lugar al mismo, salvo que su intervención estuviera establecida en las bases del concurso.
24.- Cuando  un profesional es consultado por el promotor con miras a designarlo asesor, respecto a la realización de un concurso y luego se decide a no realizarlo, sino designar un profesional que efectúe el trabajo que habría sido objeto de ese concurso, el antes consultado está inhibido de aceptar esta última encomienda.
25.- El profesional que toma parte en un concurso está obligado a obtener la más estricta disciplina y el más severo respeto hacia el asesor, los miembros del Jurado y los concurrentes de ese concurso.
       
Está aquí: Home LEYES Legislación CIAPC > Código de Ética