10° Congreso Provincial de Ingenieros Agrónomos

//10° Congreso Provincial de Ingenieros Agrónomos

10° Congreso Provincial de Ingenieros Agrónomos

Con una amplia participación de colegas de toda la provincia se llevó a cabo el 10° Congreso Provincial de Ingenieros Agrónomos (10° Copia), los días 5 y 6 de septiembre pasados, en Villa Carlos Paz.

Buenas prácticas profesionales; desafíos y retos de la ingeniería agronómica en los escenarios futuros, fue el eje principal que atravesó las ponencias desarrolladas en ambas jornadas. 

El jueves 6 se contó con la presencia del ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso; del secretario de Agricultura, Marcos Blanda; y del director de Desarrollo Agropecuario Sostenible, Francisco Iguerabide. En esta oportunidad, además de destacar el rol de los profesionales en el entramado productivo provincial, el titular de la cartera agropecuaria brindó un aporte económico de 600 mil pesos para la realización del evento. 

La economía fue el primer eje que se presentó en el congreso. El licenciado Enrique Erize ofreció un panorama de los mercados granarios a nivel mundial, explicando los actores en juego y las dinámicas que se van dando. Sostuvo que es fundamental manejar los tiempos del mercado para los negocios de compra y venta de granos. 

Luego fue el turno del licenciado Carlos Seggiaro, quien se refirió a las perspectivas de la economía argentina y los mercados agropecuarios. Sostuvo que, para el próximo año, si hay una baja en las tasas de interés se pueden abrir oportunidades de inversión para el sector agropecuario. 

El siguiente bloque temático fue el de Agricultura 4.0 e inteligencia artificial. El ingeniero agrónomo Américo Degioanni hizo referencia al rol presente y futuro de los profesionales en este contexto. Partió de la premisa que la sociedad se está reorganizando en torno al uso masivo de tecnologías digitales y de esta tendencia no queda excluido el sistema agroalimentario y agroenergético. Consideró el escenario como una “oportunidad profesional”, más allá del impacto tremido que es la automatización de tareas que provocaría pérdida de empleos. Esta oportunidad viene de la mano de las nuevas actividades que deparan a la agronomía en la “Sociedad Digital”:  alimentos personalizados; cadenas cortas; seguridad nutricional (calidad); intensificar la sustentabilidad; producción de ‘specialities’; dieta personal (gusto, ética); energías renovables (bioenergía, biomateriales).

El ingeniero Pedro Towes, por su parte, hizo referencia a la percepción remota en agronomía y cómo las nuevas tecnologías aplicadas al agro brindan herramientas que potencial en trabajo profesional. “El acceso a información agronómica mediante tecnología es uno de los avances más importantes de los últimos tiempos”, manifestó.

Por último, el debate se situó en el marco de los desafíos de la producción agroalimentaria hacia el futuro. El contrapunto de ideas se vio reflejado en la presentación del ingeniero agrónomo Daniel Igarzábal, que en su disertación explicó los beneficios de un modelo agricultura de bajo impacto y de cuidado de recursos naturales. “Con el objetivo de que el sistema agrícola extensivo tenga mayor duración en cuanto a su utilidad social, debe bajarse el impacto para extender la vida útil del recurso”, sostuvo el especialista. Para ello, es preciso que haya rentabilidad; investigación y desarrollo; y participación del estado con leyes positivas, “como las de la BPA en Córdoba, aunque es preciso incorporar otras prácticas, como el monitoreo”, subrayó. 

El ingeniero agrónomo Santiago Sarandon expuso sobre el impacto ambiental de los modelos de agricultura y ganadería, y presentó el enfoque de la agroecologia como paradigma de producción y conservación de recursos. “Más del 50% de la superficie terrestre de muchos países son ecosistemas modificados, es decir, agroecosistemas. La agricultura, entonces, ha ejercido presión sobre los bienes naturales comunes”, sostuvo. Alertó sobre las consecuencias que trae aparejado el modelo agroalimentario preponderante y vigente: “En los últimos años, se ha ido consolidando un modelo de agricultura basado en el uso creciente de energía e insumos químicos para combatir –eliminar- las adversidades bióticas -que el modelo favorece o promueve- y reponer parte de los nutrientes extraídos. Y tienen diferente impacto sobre los bienes naturales”. En este contexto, se plantea la posibilidad de “desarrollar una agricultura que permita compatibilizar niveles adecuados de producción, con la conservación de los recursos., haciendo hincapié en el rol de los ingenieros agrónomos. 

Explicó que la Agroecología “es un nuevo campo de conocimientos, un enfoque, una disciplina científica que reúne, sintetiza y aplica conocimientos de la agronomía, la ecología, la sociología, la etnobotánica, y otras ciencias afines, con una óptica holística y sistémica y un fuerte componente ético, para generar conocimientos y validar y aplicar estrategias adecuadas para diseñar, manejar y evaluar agroecosistemas sustentables”. Esta perspectiva exige una revalorización del saber profesional y un cambio en el papel de los ingenieros agrónomos en el sistema agroalimentario. 

El viernes tuvo lugar la realización de las jornadas características del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Córdoba, a saber: 5° Jornada Provincial de Suelos; 3° Jornada Provincial de Agricultura Periurbana; 3° Jornada Provincial de Fitosanitarios; y una sala donde se presentó la temática de Ambiente y Paisaje. 

Para cerrar el 10° Copia, el ingeniero agrónomo Fernando Andrade, en consonancia con lo que se planteó el día anterior, se refirió a los desafíos de la agricultura en relación al impacto ambiental, futuras demandas de productos agrícolas, y estrategias para satisfacer las demandas cuidando el ambiente. “Hoy más producción significa más impacto ambiental. Tenemos que desacoplar esa ecuación”, manifestó Andrade. En este sentido, expresó que “agroecología y buena agronomía convergen”. 

Acompañaron durante las jornadas del 10° Copia representantes del MAyG; Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba; Ministerio de la Producción de Santa Fe; Inta; Senasa; Faculta de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba; Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto; Aapresid; Crea; Cartez; Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo; Asociación de Consorcios Camineros de la Provincia de Córdoba; Asociación de Productores Hortícolas de la Provincia de Córdoba; Caja de Previsión Ley 8470; entre otros. 

Comentá la nota
Por |2019-09-25T15:11:00-03:00septiembre 12th, 2019|Noticias|0 Comentarios