El lunes 21 de febrero del corriente, la Federación Argentina de Ingeniería Agronómica (FADIA) y el Consejo Provincial de Ingenieros Agrónomos de Corrientes (CPIAC) organizaron un conversatorio sobre la situación de los incendios en Corrientes. Allí se analizó tanto la situación actual como las perspectivas en materia de incendios forestales, las acciones realizadas y las propuestas de trabajo.

Participaron de la apertura el ingeniero agrónomo Miguel Bruzzo, presidente del Consejo de Corrientes; y el ingeniero agrónomo Octavio Pérez Pardo, titular de FADIA.

Fueron parte del panel expositor los ingenieros Ditmar Kurtz, del INTA Corrientes; Carlos Kunst, experto en manejo de recursos naturales y fuego; y Claudio Anselmo, ministro de la Producción de Corrientes.

El conversatorio generó un debate acerca de la importancia de la profesión de ingeniero agrónomo en la prevención y manejo del fuego. También se analizó el rol que deben tener los colegios y consejos profesionales en relación a los aportes técnicos a la hora del diseño de políticas públicas referidas almanejo y control de emergencias naturales (fuego, sequias, inundaciones) que anticipen, prevengan, controlen y mitiguen sus consecuencias

La Federación Argentina de la Ingeniería Agronómica, integrada por 22 colegios, consejos y asociaciones de ingenieros agrónomos de 19 provincias del país, entiende necesario señalar que la Argentina debe asumir una debilidad en materia de políticas públicas vinculadas a  emergencias ambientales para poder avanzar en soluciones concretas.

Es necesario trabajar en el diseño y puesta en marcha de un sistema federal de alertas tempranas ambientales basado en consideraciones técnicas relevantes que permitan adelantar los riesgos y facilitar la toma de decisiones y asignación de recursos.

También desde la Federación se propone que se revean las modificaciones introducidas en el art. 22 de la Ley 26.815 (de Manejo del Fuego), atento a que la realidad indica que hoy tenemos poseedores y titulares de tierras arrasadas por el fuego que, además de ser víctimas de la situación, están sujetos a restricciones de uso y de dominio impuestas por esa norma.

Para defender el ambiente y los ecosistemas es imperioso el conocimiento técnico de sus dinámicas, la capacidad de resiliencia y adaptación, sus límites, entre otras variables. La defensa no se hace con voluntarismo sino con conocimiento.

COMUNICADO DE LA FEDERACIÓN ARGENTINA DE LA INGENIERÍA AGRONÓMICA (FADIA)*

*La Federación Argentina de la Ingeniería Agronómica nuclea a 22 colegios, consejos y asociaciones de profesionales de las ciencias  agropecuarias de la Argentina. El Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de  Córdoba es parte de esta entidad.

 

Comentá la nota